Continuous availability, operational reliability and cost efficiency through permanent residual current monitoring

La alta disponibilidad y fiabilidad de las fuentes de alimentación en edificios industriales y funcionales es un factor decisivo para la rentabilidad y la productividad. Las interrupciones inesperadas, los fallos de funcionamiento y los problemas de compatibilidad electromagnética cuestan tiempo y dinero. Por tanto, es importante supervisar de manera permanente las fuentes de alimentación en el contexto del mantenimiento preventivo. Los modernos sistemas de monitorización de corriente diferencial (RCMS) detectan fallos de aislamiento graves en una fase temprana y permiten al operador de una instalación técnica localizar y subsanar rápidamente el fallo antes de que se produzca una avería o una parada repentina de todo el sistema.

Además, en las comprobaciones recurrentes se aprovecha el ahorro potencial según la norma alemana de prevención de accidentes DGUV 3 y el reglamento alemán de seguridad operacional (BetrSichV).

Este artículo mostrará soluciones prácticas de una innovadora monitorización de corriente diferencial para garantizar la fiabilidad operativa de instalaciones eléctricas modernas en zonas altamente sensibles mediante el mantenimiento preventivo. Una inversión que vale la pena.

Dentro de las instalaciones y equipos eléctricos fijos, los sistemas de monitorización de corriente diferencial (RCMS) ofrecen una posibilidad óptima de evaluar permanentemente la degradación del aislamiento. Las corrientes diferenciales medidas se pueden asignar claramente a los respectivos circuitos y consumidores individuales. Es posible realizar una evaluación del estado técnico de seguridad de la instalación.